dilluns, 26 de maig de 2014

Senzillament Araceli

/ L’INSTI / 24 d’ABRIL 2014 /


  Los focos siempre se dirigen hacia el profesorado y el alumnado, pero un instituto es una organización muy compleja, y para que se pueda enseñar un complemento directo o realizar cualquier otra de las misiones de la educación es imprescindible el trabajo y la colaboración de muchas otras personas: el encargado de mantenimiento –Albert-, el personal de limpieza –Loli, Antonia y Saida-, los padres y madres que colaboran en el AMPA, los monitores de extraescolares, los responsables de la cantina –Loli, Mónica, Alejandro…-, la encargada de ayudar a los alumnos discapacitados –Soraya-, las secretarias –Francina y Teresa- y, evidentemente, los conserjes – José y Araceli. A esta última, precisamente, hemos decidido dirigir nuestras preguntas en esta ocasión. Ya sabíamos –por su amabilidad, paciencia y humildad en el trabajo- que es una de esas personas que busca la sencillez en la vida y que sabe que aparentar es menos gratificante y tiene más letras que ser. Ahora queremos conocer también qué le dice su sano sentido común sobre muchos otros aspectos de su día a día y del mundo que nos rodea.

Entrevista a Araceli

Detrás del oficio brilla la persona

« Llevaré a mis hijos a la escuela pública »
Araceli en la tarima del aula de Segundo de ESO G contestando las preguntas del alumnado de Taller de Prensa

REDACCIÓN DE TALLER DE PRENSA (2º de ESO G)   

  ¿Desde cuándo estás en el insti?

  Empecé a trabajar en el Rubió i Ors en el 2006. Hace ocho años.

  ¿Querías tener un trabajo así de niña?

  Bueno –risas-, recuerdo que mi padre tenía un huerto y yo entonces soñaba con ser campesina, plantar mis verduritas y venderlas en el mercado del barrio.

  Antes de ser conserje, ¿habías trabajado en otros oficios?

  Sí, yo soy Diplomada en Relaciones Laborales por la Universitat de Barcelona y, después de acabar mis estudios, empecé a trabajar en el departamento de recursos humanos de varias empresas: preparaba nóminas, realizaba los trámites con la Seguridad Social…

  ¿Y por qué no continuaste trabajando dentro del ámbito de las relaciones laborales?

  Yo quería ser madre. Y en la empresa privada, que tiene peores condiciones laborales que el sector público, me resultaba más difícil conciliar mi maternidad con el trabajo. Por eso decidí presentarme a unas oposiciones para ser conserje.

  ¿Y ahora estás contenta con tu trabajo?

  Sí, hay buen ambiente en el instituto y a mí me gusta tratar con tanta gente y tan diversa: padres y madres, alumnado, compañeros de trabajo… Es enriquecedor.

 ¿Matricularías a tus hijos en este instituto?

  Sí, yo estudié en la privada concertada religiosa, pero llevaré a mis dos hijos a la escuela pública porque creo que, como pasa en otros ámbitos, el modelo público es mejor.

  ¿Qué les dirás a tus niños para que sean aplicados en los estudios?

  Yo fui muy buena estudiante y espero que mis peques –uno tiene dos añitos y otro cuatro- también lo sean. Intentaré que comprendan que deben estudiar no sólo para conseguir un buen trabajo sino también para tener más conocimientos y disfrutar más de las cosas.

  ¿Qué aficiones tienes? ¿Ves la tele? ¿Sigues el fútbol? ¿Te gusta conducir?

  Tengo poco tiempo libre y lo dedico sobre todo a las tareas de casa y a estar con los peques. Aunque no me va mucho la tele, con ellos veo dibujos animados. No soy aficionada al fútbol. Y tampoco tengo coche, porque prefiero el transporte público –que lleva a todos los lados- y porque me encanta pasear.

  ¿Te ves en otros trabajos en el futuro? ¿Tal vez de profesora?

  Estoy bien aquí. Aunque sé que ningún trabajo es imprescindible y que muchos otros oficios también pueden ser gratificantes. ¿Profesora? ¿Por qué no? Mi titulación me permite ser docente en ciclos formativos.

  Aunque por tu sonrisa sabemos que eres feliz con lo que eres y con lo que tienes en la vida, no olvides que te falta conseguir el huerto…

  Sí, sí –risas-, pero con los minihuertos urbanos se abren muchas posibilidades – más risas, un derroche de risas.

dilluns, 14 d’abril de 2014

Coneixent a Sitges les espècies marines



/  L’INSTI / SOCIETAT /  DIJOUS 20 de FEBRER / 2014 /
 Visita al Centre d’Estudis
del Mar de Sitges
Quatre instantànies d’una sortida
1. Un grup d’estudiants de Segon d’ESO G s’endinsa en una zona pedregosa de la platja de Sitges. Hi ha aigua, però està protegida de l’onatge. Estan cercant tot tipus d’espècies marines.
2. Un alumne ensenya a un company l’animaló que ha trobat.
3. És un cranc de roca!
4. Finalment, l’alumnat, amb l’ajuda d’un monitor, clasifica i analitza al laboratori del Centre totes les espècies trobades o vistes al mar.